5651255034.8dd5717.ec722a2c0f5d4138afa6f39d55509f70
Cuadernos de viaje alrededor del mundo

Sur de Chile, Carretera Austral & other stories

Para celebrar este fin de año, les ofrezco un viaje virtual al sur de Chile (gran prueba de generosidad).
El voucher es válido por un mes (ritmo basado en la digestión de las fiestas). Para activarlo, es muy fácil, solo lean más 😉

Desde Argentina hacia Chile

Es más fácil viajar a Chile … estando en Chile (recuerde, todavía estamos en El Chaltén, en Argentina).

La transición de país comienza en el Lago del Desierto, cual tiene un nombre perfecto … ya que no hay nadie (a parte de nosotros y el capitán). Asi es tambien para el trecking de 2:30 a 3:00 que sigue, y al final del cual la frontera se pasa naturalmente, así:

Sí, a mi tambien me gusto.

Y lo que sigue tambien, al descubrir, a bordo de un 4×4 (para ahorrar 15 km de caminata y una noche en la naturaleza), al gigantesco Lago O’Higgins, y su increíble color … azul piscina.
Lo sabia.
“Azul piscina” no los pone a soñar. Eso es debido a la fobia del olor a cloro y a el vestido de baño de deporte. Aún así, imaginen que el color de una piscina existe en la naturaleza. Si, se los prometo, es impresionante (de manera general, los azules de los lagos de Patagonia me parecen únicos). Esta foto es para convencerlos :
Esta otra es para estar segura de lograrlo :
Espero que disfrutan del paisaje porque son 3 horas de viaje (en realidad, espero que lo disfrutan porque cuando lleguemos del otro lado, será el comienzo de los problemas).

Bienvenido a Villa O’Higgins

Villa O’Higgins es el pueblo que queda en la punta de la Carretera Austral (ruta mítica del sur de Chile que atraviesa el Distrito de los Lagos en Patagonia). Para ir más al sur (Puerto Natales, Torres del Paine), tienes que volar o tomar un ferry (o nadar). Este pueblo (el menos poblado de la región) es, por lo tanto, en cierto modo, el último lugar del sur accesible por tierra.

En cifras, da: 60 habitantes, 4 calles, 4 vacas y, sorpresa, 0 cajero automatico. El más cercano está a solo 235 km de distancia, osea a 8 horas de aca (la Carretera Austral no está pavimentada, asi que las distancias son laaargas). Tuve la buena idea de gastar casi todos mis pesos argentinos (bueno … de eso estoy convencida), de hecho, no tengo dinero para pagar la noche en el hostal y para  comprar un pasaje de bús. Unica buena noticia: el supermercado del pueblo acepta la tarjeta de crédito, así que al menos puedo comer.
En esta misma tienda, me encuentro a 3 chilenos verdaderamente amables que alquilaron una cabaña en mi hostal. Una coincidencia que me llevará a tomar un aperitivo con ellos (se ven sympaticos), a quedarme finalmente para cenar (probar un asado chileno es tentador) y a aceptar la propuesta de acomodarme ahi para la noche (solución de emergencia gratis). Primera vez que violo mi reglamento interno y la regla “no dormir donde extranjeros”.
Para estar completamente fuera de la ley (en realidad, estoy, internamente, completamente asustada), desobedezco la mañana siguiente a otra de mis reglas: “no hacer autoestop para viajar”.
Para mi defensa, varios argumentos: 1. Solo tengo un deseo, encontrar cualquier forma de irme de este pueblo. 2. No tengo dinero para pagar un pasaje de bús. 3. El consejo unánime recibido (y esto, desde Argentina), es de subir por esta carretera haciendo dedo (una solución más que usual en la región debido a la baja frecuencia del transporte público).
Finalmente, esta regla de procedimiento solo es omitida a medias ya que el intento de hacer autostop es un total fracaso.
Varias explicaciones: 1. Solo levanto el dedo cuando creo que puedo confiar en los conductores (lo cual no parece ser reciproco). 2. Mi rostro asustado seguramente habla por mí (creo que se lee “No me lleves”). 3. Estamos en el pueblo menos poblado de la región, lo que significa que muy pocos automóviles desfilan. 4. Solo me quedo media hora (entre las 8am y las 8.30am, hora en la que la mayoria de los carros salen del pueblo).

Sin embargo, todo fracaso conduce a un éxito. Busco otra opcion que la de hacer dedo y empiezo a negociaciar directamente con el conductor del bus. Mi objetivo : pagar mi viaje al final del viaje (llegando al primer pueblo milagrosamente equipado de un banco). Acuerdo aceptado. Lo logre.

PD : hay que saber que encontre por casualidad, 3 días despues, unos pesos argentinos que habia escondido en un bolsillo secreto (me aconsejaron distribuir el efectivo en varios lugares antes de empezar el viaje) que hubieran sido mas que suficiente para pagar el hostal, el bús e incluso una semana de estadia.
Moraleja: ceder al pánico nunca es la mejor solución. Olvidar que se tiene dinero escondido tampoco. Seran buenas resoluciones 2018 ..

Bienvenido a Chile

Con estas primeras aventuras, casi se olvida mencionar lo esencial: las primeras impresiones.
Para dinamizar las líneas de este párrafo y hacerlo más expresivo, propongo insertar una lista con viñetas, bam, asi:

》 Sobre la Patagonia chilena

Bueno … Chileno o Argentino, independientemente de su nacionalidad, lo importante es ser parte de la misma región, la Patagonia. Una identidad común en ambos lados de la frontera que explica porqué los chilenos aquí comparten muchas costumbres con sus vecinos argentinos, como el mate o los asados, por ejemplo. Ahi esta para su cultura general.

》 Sobre la arquitectura

La apariencia física de las casas tiene algo muy auténtico, sus interiores algo muy rústico (no tengo imagenes de los baños o de las paredes, pero hubiera sido interesante). Un toque de madera, colores alegres o gastados y un estilo muy antiguo que tiene mucho encanto. Imágenes:

Puerto Rio Tranquilo

Villa O’Higgins

》 Sobre el clima

Es muy indeciso, cambia de opinión 5 veces al día y parece tener una preferencia para las bajas temperaturas y el viento. Por eso el y yo, no nos la llevamos.

》 Sobre el idioma

Hay que saber que los chilenos usan expresiones propias. Entre las más utilizadas: Catchai (entiendes), al tiro (de una), sipo (sí). Les puede ser util en una conversación con chilenos.

》 Sobre el ambiente

Aquí, uno se siente un poco perdido de todo, pero también en seguridad y bien recibidos. Los encuentros son pocos (vida de pueblo) pero suficientes para percibir la amabilidad de la gente y su curiosidad hacia los turistas extranjeros que desfilan aquí (la región no está muy turistica y los principales turistas son chilenos).

Subir por la Carretera Austral

Para volver al tema del itinerario, propongo de ignorar a las paradas de Cochrane, Cohayque y Puerto Cisnes. Sino, seria una semana perdida entre esperar el próximo autobús (que solo pasa 2 a 3 veces por semana), viajes en carretera de tierra (de echo, todos los autobuses tienen la enfermedad de Parkinson) y actividades aplasadas al día siguiente debido al viento (el quiere recordarnos quién es el que manda).

Primera y mejor etapa : Caleta Tortel

“El pueblo sin calles”. Así fue que muchos chilenos me hablaron de ese pueblo. En realidad, es un pueblo sobre pilotes, que consiste en casas conectadas por puentes de madera. Aquellas estan rodeadas de montañas y dan sobre un lago pantanoso de un lindo azul (para cambiar). Un encanto.
 

Puerto Rio Tranquilo

Desde este pueblo, se puede ir a las Capillas de Marból en bote: columnas y cuevas de mármol natural esculpidas por el viento y el agua dulce del Lago Gral Carrera. Otro punto importante: el agua turquesa (pero especificarlo es inútil, creo ;).
 

La isla de Chiloé

Hay mucho por hacer, descubrir y comer en esta hermosa isla entre la gran variedad de frutas y verduras (cuale son increíblemente raras más al sur), los pescados (y mariscos), los palafitos (casas de colores sobre pilotes), los paisajes verdes (gracias a la lluvia), las iglesias de madera (inspiradas de los barcos), las artesanía local (basada en productos naturales), las fachadas escaladas (muy auténticas) y las leyendas.
Las leyendas explican con lindas historias, porque el clima de la isla es tan caprichoso (y es que si lo es).

Un residente me dirá (anunciandome que el puerto cerrara durante 3 días por caso de lluvia y viento, adiós a los pingüinos), “si no lloveria tanto, la isla no seriá tan verde y tan hermosa”. De echo, no me queda más opción que continuar hacia el norte en busca del sol.

Pero sería demasiado fácil irme sin ningún otro elemento perturbador que el clima.

Ùltima historia

Mientras camino pacíficamente en los hermosos barrios de Ancud (ciudad al norte de la isla) para ocupar las 2 horas que me quedan antes de cojer el bús (y mientras camino, sin saberlo, en una propiedad privada), un perro se arroja sobre mí, con toda la agresividad que le inspira este crimen. La primera mordedura de perro de mi vida, el primer riesgo grave de ataque al corazón. Todo esto por una maldita foto del oceano con lluvia.
Como tengo el mismo nivel de medicina que un niño de 3 años, que mi autobús está a punto de irse y que no tengo internet, me quedan 5 horas para preguntarme si ahora estoy contaminada por la rabia y si voy a morir allí, en el bús o en los días siguientes.
Ya siento que la enfermedad se infla en mi pierna derecha, de repente, uso una pequeña entrada de señal de wi-fi para escribirle a mi mama (uno nunca sabe) y a mi médico (instinto de supervivencia).
Veredicto: 1. Es un perro doméstico. 2. Chile no está afectado por la rabia. 3. Solo tengo una mini herida (el frío me empujó a usar dos pantalones, finalmente, estoy agradecida con el clima). 4. Solo tengo que tener cuidado con la herida.
Volvemos al tema de las resoluciones de 2018: no cedar al pánico (bis) (y tambien evitar tomar fotos en casas privadas).
To be continued … (es hora de dirigirnos hacia 2018 😉
Mientras tanto, les deseo un muy feliz fin de año 🎉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *