5651255034.8dd5717.ec722a2c0f5d4138afa6f39d55509f70
Cuadernos de viaje alrededor del mundo

Uyuni 💛

Uyuni (Bolivia): 3 sílabas, 3 días, 3 párrafos y 3 prólogos:

– Lleva busos, puede que haga frío.

– Lleva una buena cámara (y que funcione, no como la mía), no te arrepentirás.

– Lleva tu paciencia, tenemos que hacer migracion del lado Chileno, luego del lado Boliviano, puede ser largo.

1. Los paisajes [pura maravilla]

El clásico viaje de 3 días hacia Uyuni para los principiantes (yo y con un poco de suerte, tú;) es “solo” ir al desierto de sal más grande del mundo, el Salar de Uyuni. Es decir, pensar pasar tres días en la blancura inmaculada de la reserva de litio.
Error.
La fauna y la flora que se descubrirá en el camino de San Pedro de Atacama a Uyuni (o viceversa) son mucho más diversificadas (solo una mañana está reservada para el desierto de oro blanco).
De echo, antes de llegar a la atracción turística número 1 y después de haber logrado pasar la aduana (donde comienza la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa), pasamos por este tipo de lugares:

1. La Laguna blanca

Inicio prometedor con esta linda Laguna blanca…

2. Aguas termales

Pónte tu traje de baño, ingrese en el agua caliente, pon tus antebrazos en el borde, mire la vista del paisaje virgen y admire. Estamos bien aquí, ¿verdad?

3. El desierto de Dali

No es que Salvador Dalí haya venido aquí, solo que este paisaje surrealista parece haber sido inspirado por sus obras (lo más surrealista es que esta foto de mi Gopro no transcribe tan bien la sensación de “woow” que se siente en este lugar ).

4. Un hermoso Geiser

Este Geiser se llama Sol de la Mañana. Precisión: estubimos ahi por la tarde, pero el sol todavía estaba presente.

5. Una laguna colorada

La diferencia entre una laguna y un lago? En una laguna, el agua se estanca, en cambio en un lago, el agua circula (aquel es alimentado por un manantial y tiene una corriente emisaria). Entonces aquí tenemos agua estancada, pero sobre todo, agua divinamente rosada.

6. Cambios de paisajes

Aqui, el panorama no para de cambiar. Lo mejor es admirarlo a través de la ventana abierta del 4×4, el pelo al viento (la forma más efectiva de apreciar el paisaje) (y la forma más eficiente de obtener nudos en el cabello).

7. Rocas impresionantes

Y ahí, te sientes pequeñito…

8. Un canyon

Le canyon del Anaconda se llama asi por el río que serpentea en su valle. No te inclines mucho para verlo, que no es el momento de caerse.

9. Campos de quinoa

Estamos en la tierra del primer productor mundial de esa semilla, con cual se hacen tambien sopas y cervezas. Sin embargo, no hay ventana que se abre en el asiento trasero, por eso no hay foto de los tales campos de quinoa (doble castigo).

10. Por fin [aplausos], el famoso salar

Legada de la desecación de un lago prehistórico que una vez cubrió toda la región, esta área salada sorprende en todos los sentidos.
Primero, por su inmensidad (10,000 km2, es una buena superficie). Luego, por sus formas geométricas perfectas, hexágonos multiplicados hasta el infinito (la naturaleza está muy bien hecha …). Sin olvidar de mencionar el aspecto brillante de la sal en el sol, su color blanquito y los efectos ópticos que permite crear.
Si hubiera llovido (el desierto es tan plano que en caso de lluvia, el agua no se evapora tan rápido), habría agregado, su mítico efecto espejo. Enero es el mejor momento para observar este fenómeno. Por suerte: estoy allí en enero. Mala suerte: estoy allí un día sin lluvia. Asi es la vida.
Sin embargo, incluso sin efecto, la fascinación está en su apogeo.

A la hora del amanecer


El salar visto desde el suelo

El efecto granulado que uno podría imaginar tan suave como la arena es, en realidad, duro como el hielo.


Mas tarde en el dia

El salar, de nuevo visto desde el piso

(Uno se divierte como puede) :

La isla de los cactus

Sorpresa, en medio del desierto, una isla de cactus caída allí, por casualidad y bautizada Isla Incahuasi (en quechua, la casa del Inca). Hermosisima, aunque algunos de los cactus nos hacen dedos de honor. Porque? No lo se.

Ultima etapa

Etapa completamente fuera de tema, pero muy agradable: un cementerio de trenes (el bono).

No, la verdadera bonificación son los animales que nos encontramos aquí.

Lo que nos lleva naturalmente a la transición vegetal 》animal …

2. Los animales [Flamencos, vicuñas, llamas y alpacas]

Es bastante mágico conocer animales que solo hemos visto, hasta ahora, en documentales en la televisión (o en libros para niños). Es aún más lindo observarlos en su entorno natural, en completa libertad (muy, muy lejos de los zoológicos).
Ya sabes que las primeras paradas del 4×4 involucraban lagunas. Lagunas habitadas por … flamencos. Hermosas estas aves. Si verlas pararsen sobre una sola pata y hundir el pico en el agua es una actividad absolutamente cautivadora, lo mejor es verlas volar (sí, los flamencos vuelan) y desplegar sus enormes alas rosadas (bien escondidas). Seguramente el gesto animal más gracioso que he visto hasta ahora. Parece venir de un cuento de hadas.
Tomo docenas de fotos con mi nueva cámara (adquisición aquí), sin saber que no funciona. Así que no hay imágenes para comprobar esta belleza, pero tienes mi palabra, es increíble ;).
Por otra parte, si los flamencos son rosados, es porque se alimentan de camarones. Me gusta esa idea. Imagino lo que daría si solo comiéramos brócoli. El problema es que nadie quiere comer solo brócoli (ni convertirse en Shreck).

Si amplías, puedes ver flamencos. De lo contrario, es porque están volando por encima de ti.

Vamos por el segundo intento.

Las otras mascotas del viaje por carretera que cruzamos regularmente deambulando en la naturaleza: vicuñas (mamíferos de la familia de los camélidos, lindas y buenas), llamas (lindas pero no tan buenas) y alpacas (reconocibles por sus enormes suéteres de lana). Se ven de todos los colores, blancos, negros, caramelos. Mi Gopro tiene un testimonio que te permite ver llamas … desde lejos. La ventaja: no darse cuenta de que estás rodeado.

Nos acercamos?

Mas cerca?

3. Los seres humanos [Viaje por carretera para niñas]

El secreto de un buen viaje por carretera reside en la belleza de los paisajes recorridos, las especies de animales cruzadas … y la alquimia de los pasajeros a bordo. Compartiendo el 4×4 con dos adorables chicas alemanas y tres australianas relocas (Girl Power) (bueno, y el conductor, Crispin, que llamamos “Crispy”), los ingredientes estaban todos reunidos.
Música de niña a fondo (no, no quieres saber qué tipo de canciones, y es mejor para ti, te lo aseguro), conversaciones de chicas, sesiones de fotos muy laaaargas, asombro simultáneo aquí y allá, intento de masticación de 20 ojas de coca sobre recomendación de nuestro guía para tener mejor resistencia a la altitud (una falla total para nosotros 6) y ataque de risa 24 horas sobre 24 (a la hora de la cena, cuando encontramos de nuevo la vida comunitaria, apuesto a que los otros grupos nos envidian tanto nos reímos, o entonces nos odian tanto somos bullosas #somosgrandesadolescentes).
En resumen, este ambiente feminino fue perfecto (al conductor también le gustó, especialmente esta secuencia en la que las australianas hicieron un video corriendo desnudas por el desierto) (dije que eran locas).
En la misma media hora, creo que no apreció tanto la secuencia “dar media vuelta” para tratar de recuperar mi diario de viaje olvidado en una repisa … (historia aquí).

Otro aspecto humano del viaje: el flechazo por los niños bolivianos, realmente divinos (al no tener fotos, te remito al todopoderoso Google para que te hagas una idea). Los rasgos de las mujeres (lo siento chicos) y los colores de las telas que las visten cautivan tambien toda nuestra atención. Y solo es el principio de nuestro encanto por Bolivia

Son con estas hermosas palabras, y después de 3 días de perfección inigualable, que llegamos a Uyuni (gran ciudad sin mucho interés) donde tomamos un autobús directo a La Paz.
Autobús en el que … sorprenderé a una pareja en acción (así, en el medio del autobús, sin ningún tipo de discreción) (sí, todo el mundo esta durmiendo, pero desafortunadamente no yo). Ah, tu también te sientes incomodo? Me tranquiliza saberlo.
Sin suerte, al día siguiente, pensando que nunca volvería a verlos, aterrizamos en el mismo hostal (aunque hay muchos hostales en La Paz). Hostal en el que nos asignarán el mismo dormitorio (aunque este hostal era particularmente gigantesco). Dormitorio en el que nos asignarán una cama frente a frente (este dormitorio … bueno, es un dormitorio normal). A pesar de esta proximidad, nuestros ojos nunca se cruzaran. Ahora si, la incomodidad parece ser mutua.
Es por eso que propongo volver a la frase “tomamos un autobús directo a La Paz”, y cambiar lo siguiente: “mirando las estrellas, nos dormimos hasta el amanecer la próxima publicaciòn… ☄

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *